domingo, 2 de mayo de 2010

Recuerdos y Nostalgia

Abrí la puerta de uno de los muebles de la cocina y me teletransporté a la despensa de casa mi abuela. El olor inconfundible a especias, pan, restos de la comida de ese día, al jamón colgado del techo con una alcallata que muy cuidadosamente había colgado mi abuelo. Era el mismo olor, era la misma situación sólo que en un sitio distinto y muchos años después.

La despensa sigue existiendo, pero ya no es lo que era. Ya no hay quién remate la alcallata, ya no hay "jaleo" en esa cocina de grandes dimensiones, ya no espacio en la despensa para más recuerdos.

Al abrir la puerta de uno de los muebles de la cocina, me teletransporté. Y sonreí. Sonreí porque supe que estaba llena de recuerdos. Llena de buenos momentos. Repleta de nostalgia por el tiempo que fue.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada